Aloyahé (1)

el

Aloyahé, te he visto y si aún no he cantado es porque el silencio extiende la maravilla.

 

Aloyahé espejo. Tu paso de latir a ciegas fue lo que trajo tus ojos abiertos a la luz.

Tus ojos que recuerdan la próxima certeza de lo insondable.

 

Aloyahé, hermano en el intento. Sé que me llamas

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s