La Circunstancia

Un hombre venido del paisaje
de negros caracoles coronado
soplaba las cenizas al costado
de la mujer que le medía el viaje

Tras un sempiterno cortinaje
un pájaro vencido lo espiaba
a modo de sinsonte lo anillaba
mientras le hendía su furor de encaje

Y la mujer que no cantaba nunca
trocaba su silencio en alfileres
que tórrido follaje similaban

Y el pájaro, en su alevosía trunca
cegaba de tantos misereres
Los ojos de una bruja se incendiaban

Un comentario Agrega el tuyo

  1. manuel dice:

    Bonito pooema amiga. Sobre todo porque tienes una forma muy particular de versar las plabras, con un lenguaje tambien muy particular en tu jerga literaria. Me a ilustrado tu lenguaje, tus versos, la manera de componer. En definitiva que leer algo diferente siempre en bueno y edificante.
    Un beso.
    http://militeraturas.ning.com/profile/Arthur
     

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s