Viajes Dentro (VII)

Pasas con un nuevo sombrero, no te descubres
Explotan las acacias, se yerguen las orquídeas
y la sinuosa danza del framboyán adormece niñas en los portales

Una mujer frente a una columna se oprime en el silencio
Pasas brindando tu cabeza y otros árboles sin nombre
ponen hojas en tus pies
para que ella las vea
en sonido como de brisa que se acerca

Ella se ve venir en un espejo
poco más incomprensible
algo más joven
cree que el silencio es tuyo
y te golpea

Despierto por esos golpes que caen en extremos
pasas buscando una sonrisa en paz
una boca de naranja
Calmar la sed requiere cierto estilo
Nada fluye en el agotamiento

Tu sombrero
y tu cabeza
tienen espacio común
En el vacío que soportan
hay una oscura grieta
hacia otro cuadro
por donde ahora pasa una serpiente
con recuerdos de girasol

Polvo de oro
polvo del intento. Polvo que has visto caer
flotar y regresar
con nuevos regalos
Polvo que trajo un día tu sombrero
y ahora pone a tu cabeza feliz
en el espacio sin sentido de pertenencia

espiritu

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s