Lunatic Sense

I

Disfruta la medialuna, mi amor

sobre tu cuello gira, formas desangra, ruega

Desciende a la costumbre y tercia el corazón

lanza un huevo a la red

vacía, dividida

como quien quiere entre dos sueños

citar las aristas del engaño

Toco la media luna y busco el cuello

Es un gesto que obliga a traicionar

y tú, mi amor

dejándote rodar sobre la luna

II

La dama de pique se aleja de muerte natural

Ah, la piadosa mujer

Asienta sus arpías bajo un nogal

y ruega por los cuellos miserables

que un día circularon en su danza

Arbóreo es el ahorcado y vale por las cintas

de todas sus reinas

Mejor

Susurra la bondad de la que pierde

Ella es él. La carta está marcada

III

Quién va a juzgar la sopa

después de un desayuno en el infierno

Cierto. De allá la rescataron

la historia se ha dictado muchas veces

pero la burla trae un dado no lanzado

una fisura lunar

La sopa está caliente

ahoguémonos en ella

IV

Tú que persigues la muerte de mujer

la placentera fibra enemiga

dile

Señora, ¿acaso se ha cuarteado la bonanza?

¿No sabe usted que soy invulnerable?

Yo puedo ahorcarme en su balcón

y tres dias despues desayunar con ángeles infieles

¿Puede usted verme partir de muerte recetada?

V

Somos tan joviales

que nos preceden los muertos

Tan fríos

que nos acoge el diluvio

Tan inteligentes

que el vuelo impenetrable de la sombra

nos puede esperar

y luego retornar sin hijos a la fiebre

Un manojo de arpías nos deja tontos, llorosos

¿Acaso es el filo de la luna

un mórbido envés

un pálido vestigio de nosotros?

VI

Con tantos acertijos

se vuelve desertor todo un ejército

de miedo y luna afilada

Iglesias momentáneas

salvan su fe en el vicio

(¿Lo sabes? Perdura igual que la virtud)

Cada mito y verdad cuenta sus héroes

y luego los asila en un satélite

mestizo, desechable

Adiós, muchachos, mi amor llega mañana

yo afilo la medalla como puedo

VII

¿Seguro que fue de muerte natural?

La dama de pique ¿es raro que sea egipcia?

¿por qué no recoge zanahorias y hace un hombre

con la talla de Dios?

¿Quién trajo a esa veleta de la mano?

¿Acaso no había nadie en el infierno? Nadie

a quien odiar, digo

VIII

Mi amor, la dama de pique no es mi madre

Es caricatura de triada mística

Descubre tus defectos y no voy a reír

porque no sabe que la burla existe

Mejor la dejamos como está

lejana, de muerte natural

aunque gire en el espejo hasta marearse

aunque reparta caramelos tristes

Tú y yo, mi amor

mordemos la luna, no ladramos

IX

Es el latido de la campana, mi amor

el salto que provoca al equilibrio

Diente de perro sobre la maldición sin dientes

y alguien que imita una hoja mecida

un corazón sin círculos

En la campana hay un viajero

vulgar, meditabundo

que tiende al equilibrio o la la siega

según como componga el corazón

X

¿Pero no ves, mi amor? La luna

en la campana es un peligro

se puede deshacer

como un planeta odiado por los hombres

Si eres viajero

las clásicas palabras van a ahogarte

como a un pobre marino en la campana

XI

Cada palabra se va a la luna

se aquieta la campana

y el bello viajero tautológico

viene de noche a tapar tus pies

para que no me celes

y puedas descubrir mis intensiones

Quiero vivir, mi amor

cada palabra se va a la luna

 

Imagen: Moon Climbing by Los Tomatos

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s